EL LUGAR…..ES DE LO MENOS


EL LUGAR… ES LO DE MENOS

Recientemente estuve compartiendo con unos amigos en un buen lugar con asientos en el exterior, frappes, un café en mano y cerca de mi casa. Fue un encuentro totalmente inesperado, se había planificado una hora antes de la acordada. Realmente fue una buena tarde.

Conversamos de muchos temas incluyendo cómo estábamos en nuestras vidas espirituales, sociales, emocionales y profesionales. También de planes futuros juntos e individuales. Nos alegramos de muchas de nuestras grandes victorias y reflexionamos de las aparentes derrotas. Disfruto mucho de esos momentos y de cómo nos inspiramos y orientamos unos a otros con cada una de nuestras experiencias.

Algunas horas después, el lugar de la conversación grupal cambio. A una gomera. Sí, todo fue igual, excelente, gratificante, bendecido y en una gomera. Donde esperamos más de una hora para el arreglo de una goma, sin dolor, sin pena, sin duda, sin tristeza, sin pensar en el tiempo, solo allí, conversando y viendo los minutos pasar, disfrutando una gran charla.

Hay dos aspectos que vinieron a mi mente cuando llegue a casa ese día. El primero es que no importa el lugar, la hora o que esté ocurriendo en nuestro entorno, siempre podemos pasar un buen rato con buenas amistades, conversando, riendo y siendo de bendición para nosotros mismos.

El segundo aspecto y más importante es que dice la Biblia:

«El amigo siempre es amigo, y en los tiempos difíciles es más que un hermano.» (Proverbios‬ ‭17:17‬ ‭TLA‬‬).

En definitiva esa tarde pudimos estar conscientes de que nuestra amistad es importante y que no está ligada a solo momentos buenos, sino también a los no tan buenos. En ese momento pudimos reafirmar nuestros deseos de ser efectivos en nuestras vidas y ser mejores como amigos y como cristianos.

Cristo nos enseñó a estar presente también, en los momentos difíciles de nuestros seres queridos, Él dijo que estará con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo (ver Mateo 28:20). Nos dijo que tendríamos aflicción, pero que confiáramos porque Él ha vencido el mundo y que debíamos tener paz en Él (ver Juan 16:33). Así mismo como estuvimos en bonito lugar y en la gomera. Así mismo como estuvimos en el buen rato y en el aparente mal rato. Así como estuvimos en el momento de alegría y en el momento de aflicción. Así mismo Dios está con nosotros y nos invita a seguir el ejemplo de Cristo; a ser y a estar.

Bendiciones

Previous Saludos y Bendiciones!!!
Next La Palabras de Dios Vence el Desanimo..........

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *